"He tomado la decisión de una operación militar", declaró Vladimir Putin en un discurso televisado de madrugada, anunció la agencia oficial de noticias Télam. El presidente de  la Federación Rusa, asimismo, aseguró que no buscaba la "ocupación"; sino "una desmilitarización y una desnazificación" de Ucrania y la defensa de los rebeldes prorrusos del este del país. En su segundo comunicado sobre el tema la Argentina hoy reiteró su "firme rechazo al uso de la fuerza armada"; y llamó a Rusia a cesar las acciones militares en Ucrania.

La Argentina, declaró su “más firme rechazo al uso de la fuerza armada y lamenta profundamente la escalada de la situación generada en Ucrania”. Era su segundo comunicado sobre el tema. En la madrugada de hoy (hora argentina), las agencias internacionales de noticias informaron sobre una ataque Ruso a posiciones ucranianas.

“El gobierno ucraniano rompió relaciones con Rusia”, informó la agencia oficial de noticias Télam, de la Argentina; y anunció que “Rusia inició esta madrugada una invasión a Ucrania con bombardeos en todo el país, incluida la capital; e incursiones terrestres en varios puntos del territorio que ya han causado las primeras bajas, varias de ellas civiles”.

Ataque

Para Rusia es "“una operación militar especial para proteger a las repúblicas de Donetsk y Lugansk" (Foto Télam)

El ministerio de Defensa ruso, en tanto, difundió una grabación donde su portavoz, Igor Konashénkov, descartó que se lleven a cabo “ataques contra ciudades y pueblos ucranianos"; y aseguró que "la población civil no corre peligro”.   Según el portavoz se trata de “una operación militar especial para proteger a las repúblicas de Donetsk y Lugansk”.

En esta línea la vocera de ministerio de Relaciones Exteriores de China, Hua Chunying, rechazó el uso del término “invasión” para la escalada de Rusia contra Ucrania; señaló que “estamos siguiendo la situación de cerca”; y consideró que “la pregunta clave ahora es qué papel ha desempeñado EEUU en la crisis de Ucrania”.

Télam, por caso, difundió un Twitter del presidente norteamericano, Joe Biden, donde este informó (en inglés): “El presidente Zelenskyy se acercó a mí esta noche y acabamos de terminar de hablar. Condené este ataque no provocado e injustificado de las fuerzas militares rusas. Le informé sobre los pasos que estamos tomando para lograr la condena internacional, incluso esta noche en el Consejo de Seguridad de la ONU.”

Rechazo al uso de la fuerza

La cancillería argentina, por su parte, expresó que “fiel a los principios más esenciales de la convivencia internacional, hace su más firme rechazo al uso de la fuerza armada y lamenta profundamente la escalada de la situación generada en Ucrania”. Hoy jueves, asimismo, la vocera presidencial argentina, Gabriela Cerruti, se ciñó a la comunicación al referirse al tema.

“Las soluciones justas y duraderas –señaló el segundo de los comunicados de la Argentina respecto a la crisis Ucrania-Rusia- “sólo se alcanzan por medio del diálogo y compromisos mutuos que aseguren la esencial convivencia pacífica. Por ello llama a la Federación de Rusia a cesar las acciones militares en Ucrania”.

En la comunicación la Argentina “Reitera la necesidad del pleno apego a todos los principios consagrados en la Carta de las Naciones Unidas; sin ambigüedades ni dando preeminencia a unos sobre otros; con pleno respeto del derecho internacional, a la soberanía de los estados y su integridad territorial, la solución pacífica de las controversias y el pleno y profundo respeto por los derechos humanos”.

Además “Reafirma su compromiso y confianza en que puedan activarse para ello todos los mecanismos de la comunidad internacional, con activa participación de las Naciones Unidas. La intensificación de los vientos de guerra dificulta gravemente el objetivo impostergable de preservar la vida (…)”.

En esta línea la comunicación oficial de la cancillería argentina consideró que “es imprescindible que todos los involucrados actúen con la mayor prudencia y desescalar ya mismo el conflicto en todas sus aristas para garantizar la paz y la seguridad integral de todas las naciones”.

GC