Danza, música, percusión, lentejuelas, plumas, colores, y espuma serán parte de esta fiesta, informó el municipio en una comunicación. Participarán once murgas en avenida Rolón y Olazábal, en el corazón de Boulogne. Desde allí, recorrerán un trayecto de varias cuadras por el corsódromo. Será, en principio, el domingo 27 entre las 19 y la media noche; si llueve pasa al lunes 28, informó la comuna.

Participarán 11 murgas. También se informó que si llueva pasa al lunes 28

El Municipio de San Isidro organiza el festejo de carnaval que se realizará el domingo 27 de febrero, a partir de las 19, desde avenida Rolón y Olazábal, Boulogne. Participarán once murgas representantes de distintos barrios del distrito. Si llueve, como se pronostica, el festejo pasará a lunes 28, misma hora y lugar.

“El Carnaval es el resultado de un año de trabajo de las distintas murgas. Desarrollan una tarea artística que trasciende ese marco; y se convierten, además, en ámbitos barriales muy importantes en la contención social y afectiva de una enorme cantidad de niños, niñas y adolescentes”, explicó el intendente de San Isidro, Gustavo Posse, sobre el festejo.

Luego, la titular de Cultura de San Isidro, Eleonora Jaureguiberry, señaló: “Tras la suspensión de 2021 por la situación sanitaria, este año las murgas se prepararon con mucho entusiasmo y profesionalismo para reencontrarse con el público y compartir una fiesta que refleja el espíritu alegre y comunitario de los distintos barrios”.

Las murgas

El intendente Posse destacó la tarea social en torno a las murgas

Este año desfilarán Los Desordenados de Beccar el Centro Murga Lloviendo Estrellas; así como Fiesta de Carnaval, el Centro Murga Los del Mal del Sauce; Los Auténticos Soñadores del Bajo de San Isidro; Caporales Amado Jesús de San Isidro; y Locos por el Ritmo; el Centro Murga Dueños del Sonido, Los Auténticos de Boulogne, el Centro Murga el Banquito; y el Centro Murga Los Chiflados de Boulogne.

Los organizadores prometen clima festivo dentro y fuera de las pasarelas; elencos con participantes de tres o cuatro años a más de noventa; mucho brillo, colores, acrobáticas patadas al aire, estandartes; instrumentos y muñecos alegóricos de todas las formas y tamaños. Participarán más de un millar de  murgueros.

Desde el municipio adelantaron que un arco dará la bienvenida a las murgas. Estas tendrán  media hora para demostrar sus habilidades artísticas. Y el corsódromo tendrá tribunas tubulares, seguridad y servicios sanitarios. La animación estará a cargo de un desopilante grupo de clowns que aportará humor, así como destrezas circenses.