El caso de Alejandro Martínez (35), un hombre con problemas en la vista, que falleció mientras estaba detenido en la comisaría 3 de San Clemente de Tuyú, conmovió a la opinión pública a fines de noviembre de 2021, pero luego la causa se perdió en los vericuetos  judiciales. El caso involucra a nueve agentes de la policía bonaerense. En esta columna, Andrés Pavón, de la asociación de Familiares de Detenidos y Liberados FADELI, de San Martín, que acompaña a la familia de la víctima, revela algunos puntos de la causa y se pregunta por qué la Justicia no se expide.  

Por Andrés Pavón*

Alejandro Martínez, personal de limpieza ex obrero de la construcción, padre de Brenda (18 años) y Juan Diego (4 años), murió por los golpes recibidos por al menos 3 efectivos de la Policía de la Comisaría 3° de San Clemente del Tuyú.

Todo comenzó el jueves 18 de noviembre del 2021, cuando aproximadamente a las 24, era de madrugada, empleados del hotel Fontainebleau, dónde se alojaba Martínez, recibieron quejas de gritos y disturbios, por parte de clientes alojados en piezas lindantes.

Ante un llamado a la Comisaría 3era., de San Clemente, a Martínez se lo llevan detenido. Va esposado; descalzo; y sin sus indispensables lentes. Martínez, por un accidente de trabajo en 2017, no tenía visión en un ojo; y en el otro solo el 50%.

 Un vídeo y fotos dan testimonios de esa situación por la que pasó; como así también se lo puede ver calmo y para nada agresivo. Muy distinto al testimonio que dio una efectiva de la comisaría de San Clemente, que declaró que estaba "agresivo", "había hecho destrozos en la habitación y gritaba incoherencias".

La agente fue la única que declaró. Los otros ocho se negaron

Otro testimonio, está vez de un detenido en la Comisaría 3° de San Clemente, asegura que Martínez "llegó un poco exaltado" entonces "comenzaron a golpearlo y a apretarlo contra el piso". Ante estos testimonios el Fiscal Pablo Gamaleri, de la UFI 11 del municipio de la Costa ordenó la detención de nueve efectivos, de la comisaría.

La agente fue la única que declaró. Los otros ocho se negaron. Una empleada del hotel, testigo de lo sucedido, cuenta a TN Noticas: "Él ingresó el miércoles a la 6 de la tarde, como un pasajero más. Todo normal. Al retomar mi servició, a la 12 (de la noche), otros pasajeros llaman diciendo que escuchaban ruidos raros y gritos”.

“El hombre en ningún momento trató de agredirnos”, relató la empleada y agregó que Martínez “gritaba que lo querían matar; que lo perseguían, pero no mostraba actitudes de violencia".  Y continuó: "el baja descalzo. Tranquilo, no gritaba, ni hacia nada extraño. Se lo llevaron descalzo pero caminaba normalmente", concluyó.

El Fiscal Gamaleri también ordenó una autopsia. Está se realizó en la Morgue Judicial de Lomas de Zamora, y dio como informe preliminar que la muerte fue por "asfixia por sofocación"; y además se constataron numerosos golpes en el cuerpo de Martínez.

Luego se ordenó una segunda autopsia, a cuyo informe accedimos a través de Laura, ex pareja de Alejandro y madre del hijo de ambos. Laura nos refiere que los mismos peritos que representaban a la policía se asombraban por la "enorme cantidad de lesiones” de Martínez.

Las lesiones en los miembros mostraban lo que en medicina forense se conoce como "lesiones figuradas"

Las lesiones en los miembros mostraban lo que en medicina forense se conoce como "lesiones figuradas"; es decir, que reproducen los elementos (en este caso borceguíes policiales) que los produjeron. La Dra. Virginia Créimer, perita de parte, solicito que se cumplimente en el cuerpo lo estipulado por el "Protocolo de Minnesota".

Al hacerlo se descubrió que existían lesiones lumbares traumáticas compatibles con "golpes directos sobre la superficie corporal, con elementos similares a la tonfa” (o macana, palo, bastón) que utiliza la policía bonaerense.

Laura, muy compungida, reveló que vio los golpes que recibió su ex pareja. Ella estaba separada de Martínez “pero manteníamos un buena relación", nos contó. También nos relató que “el 17 de noviembre recibo un último mensaje de él”.

La comisaría de San Clemente donde apareció muerto Martínez

Según Laura en ese mensaje “me dice que tenía encima y me iba a depositar $300.000 por un convenio de alimentos que había acordado con él". Provenían de “un accidente laboral, dónde perdió la visión de un ojo y el 50% del otro. En el verano de 2021 cobró de la ART alrededor de $5.000.000 y tenía miedo de que lo roben".

También nos dijo: "Temo que los destrozos, que declaró la policía, los hayan producido ellos mismos. El dinero desapareció, como también su DNI, tarjetas; y fueron borrados todos los mensajes de su celular".

La Justicia aún no se expidió. El ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, dijo que si se comprueba la mala actuación policial “se va a aplicar la mayor rigurosidad de la ley”. Aun esperamos, por la memoria de Martínez; el bien de su familia; y el de todos.  

*Miembro fundador de FADELI asociación de Familiares de Detenidos y Liberados, de San Martín. Militante político local. Estudiante de Ciencias Políticas en la UNSAM