El presidente, Alberto Fernández, inauguró el período de sesiones ordinarias del Congreso Nacional, ayer martes. Fernández se refirió a la deuda con el FMI, y a la marcha de la pandemia de coronavirus; también al conflicto bélico entre la Federación de Rusia y Ucrania. Cuando el Presidente se refirió a la investigación judicial por la deuda al FMI de U$D 57.000 millones, varios legisladores del PRO se retiraron de la Asamblea.

Durante la apertura de sesiones ordinarias, en el Congreso Nacional, el presidente, Alberto Fernández, dio una cruda descripción del mundo que nos toca vivir. “La tragedia de una pandemia contra la que aún luchamos ha dejado al descubierto las inequidades en las que vivimos”, señaló ayer martes.

Y luego consideró. “Pudimos ver el modo en que la riqueza se concentra en pocos, mientras la pobreza y la marginalidad se distribuyen en millones de seres humanos que claman por dignidad y justicia”. En el plano interno, el Presidente se refirió a la pandemia; a la deuda con el FMI, y a la economía; enumeró proyectos que enviará al Congreso.

También reveló cuatro puntos clave de planificación económica; que llevará a cabo en los años de gestión que le quedan “¿Cuáles son objetivos realistas, que la Argentina se puede proponer para los próximos años?” se preguntó; y señalo: “Podemos crear anualmente, solo con la ampliación de la matriz productiva, al menos 200.000 puestos de trabajo de calidad en el sector privado”.

La llegada del primer mandatario al Congreso

Reducir la inflación

Luego agregó que se pondrán en marcha “100.000 empresas por año”; y se apuntará a “reducir la inflación, de modo sostenido y paulatino”. Mientras que el gobierno, asimismo, se propondrá, en bienes y servicios, “alcanzar y superar los U$D100.000 millones de exportaciones”, para “salir definitivamente de la famosa restricción externa” enfatizó.

“Mientras la crisis económica, de 2018 y 2019, había destruido decenas de miles de puestos de trabajo registrados –explicó el Presidente-, la pandemia y las restricciones dispuestas a la movilidad en 2020 afectaron principalmente a las trabajadoras y trabajadores no registrados, muchos de ellos parte de la economía popular”.

“Por eso –informó (y reconoció que muchos lo criticaron por las restricciones al trabajo presencial, por la pandemia)- en 2021 generamos nuevas medidas que afectaron lo menos posible la movilidad en los horarios más intensos de trabajo. Quisimos minimizar el daño, que la pandemia causaba en el sector más vulnerable de nuestra economía”.

Al referirse a la inflación explicó que en los momentos álgidos de la pandemia “el mundo se vio afectado por una inflación global de los alimentos”; pero en la Argentina complicó la situación “esa costumbre seriamente arraigada en muchos sectores de “remarcar precios, por las dudas”; y entonces “no logramos reducir, en plena pandemia, la muy alta inflación que heredamos”.

Fernández consideró la inflación como “el gran problema que tienen los argentinos y las argentinas en este momento y, sin ninguna duda, es también la principal preocupación y el principal desafío del Gobierno. Hay muchos factores que inciden en la inflación y todos tienen que ser atacados coordinadamente” señaló.

Fernández: "Con un Estado débil ganan siempre los más poderosos y pierden las mayorías populares”

Enfrentar al fatalismo

El Presidente defendió la labor y la presencia del Estado en la marcha del país. “Sé que hay personas interesadas en instalar la idea de que cualquier problema, que tienen los argentinos, es producto de la ineficiencia del Estado” afirmó y exhortó a “enfrentar al fatalismo. Derrotar la falsa creencia que quieren instalar de que la Argentina no tiene salida”.

Fernández, en esta línea,  consideró que “quieren hacernos creer que si alguien consigue trabajo o un aumento en su salario es sólo fruto de su logro individual; que el Estado no sirve ni impulsa el desarrollo personal y social, y por lo tanto buscan debilitarlo. Con un Estado débil ganan siempre los más poderosos y pierden las mayorías populares” advirtió.

Más adelante  exhortó a entender “que no habrá soluciones individuales, si no construimos soluciones colectivas”; y como corolario de esto afirmó: “La campaña de vacunación –sobre esto dio números y describió a fondo el proceso de adquisición- y la recuperación económica han sido dos pasos cruciales que dimos con ese espíritu”.

“La Argentina –informó el Presidente- ha recibido 112 millones de dosis, de 7 laboratorios diferentes, con eficacia y seguridad probada, logrando de esta manera una cobertura de la población del 89 % con primera dosis; 79 % de esquema completo y más de 13 millones, que recibieron dosis de refuerzo”.

Sobre la economía aseguró que “asistió, a un fin de año, de 2021 exhibiendo una profunda recuperación del 10,3% del PBI, muy superior a la esperada”; que sirvió para “revertir la caída generada por la pandemia” en 2020. Consideró que “hubo varios  motores importantes de esa recuperación”; pero caracterizó la “obra pública” comoel “motor fundamental del desarrollo integral.

Fernández: "no detuvimos la obra pública con la pandemia y no la detendremos en el futuro”

Obras públicas e industria

En esta línea anunció que “no detuvimos la obra pública con la pandemia y no la detendremos en el futuro”. El Presidente también consideró que “la industria sin dudas fue otro factor relevante que explica el crecimiento”. E informó que “en 2021, no solo recuperó lo perdido en 2020, sino que se ubicó 7 % por encima, de 2019”.   

Luego también valoró el aporte de la economía popular, al señalar: “(…) Necesitamos dotarla de créditos para que la producción impulse hacia arriba a los sectores más postergados” (…); y “facilitar que el Estado compre sus insumos y haga partícipes a las cooperativas de trabajo en las pequeñas obras públicas. Es necesario impulsar su inclusión a través de un monotributo productivo que simplifique su formalización”.

El presidente Fernández se refirió asimismo, a la política de urbanización, de barrios populares. “Con 364 barrios, donde viven 317.000 personas. Continuaremos con el Programa Mi Pieza y lanzaremos el proyecto para el Mejoramiento del Espacio Público, en los barrios populares”, anunció.

“Una vez más reitero –reconoció el Presidente- tengo muy en claro que estos logros son importantes, pero no son suficientes. Aún falta mucho para resolver los problemas de los argentinos y argentinas, pero estamos en un camino que debemos consolidar y potenciar”. Luego se refirió al tema álgido de la deuda externa.

Deuda externa "Macri": "No quedó nada del dinero recibido, en Argentina, ni un puente ni una carretera. Sólo nos quedó una deuda externa impagable

Deuda externa insostenible

“En el año 2018 –recordó el presidente Fernández- el entonces presidente Mauricio Macri, decidió endeudar a la Argentina, con el Fondo Monetario Internacional, por un monto total de 57 mil millones de dólares. Conocimos esa decisión, a través de un discurso transmitido, en cadena nacional. El Congreso Nacional –reveló el primer mandatario- no autorizó ese endeudamiento”.

También reveló que el Congreso “ni fue consultado respecto de las obligaciones que el Estado Nacional asumía al tiempo de tomar la deuda. El dinero que ingresó de ese préstamo no fortaleció las reservas del Banco Central porque fue -enteramente utilizado- para pagar deuda externa insostenible y financiar la fuga de capitales”.

“No quedó nada del dinero recibido, en Argentina, ni un puente ni una carretera. Sólo nos quedó una deuda externa impagable”, graficó Fernández. Más adelante, al habalr del Poder Judicial,  consideró: “Los argentinos y las argentinas tienen el derecho de saber cómo ocurrieron los hechos y quiénes fueron los responsables de tanto desatino”.

Tras la frase ocurrió algo inusual en estas aperturas tan formales. Pues varios legisladores de la oposición de Juntos por el Cambio –los del espacio PRO, específicamente- se levantaron de sus bancas y abandonaron la sala de sesiones. El resto de los espacios internos de Juntos permaneció en el recinto.  

Sin tarifazos

Fernández: "En la Argentina se acabaron los tarifazos”

Más adelante, sobre tarifas de servicios públicos, Fernández anunció: “Vamos a segmentar los subsidios para lograr niveles de tarifas razonables, con justicia y equidad distributiva para los servicios públicos de gas y electricidad. En la Argentina se acabaron los tarifazos”, enfatizó el Presidente.

Y sobre industria propuso el Plan Nueve Misiones Industrializadoras, que abarcará, entre otros, “desarrollar una industrialización verde (…) la explotación de nuestros recursos naturales en consonancia con los objetivos de la transición ecológica justa, con acuerdo social y con estrictos controles ambientales ejecutados por el Estado”

También considera “Fortalecer la economía de la salud para lograr la autosuficiencia de insumos críticos para la producción de aparatos y medicamentos. Avanzar decisivamente en la producción de vacunas. Impulsar la economía para la defensa potenciando la implementación del Fondo Nacional de la Defensa”.

Así como “Modernizar a los sectores tradicionales de la industria argentina, adoptando nuevos desafíos tecnológicos, de mejora de productividad y de masiva creación de empleo. Digitalizar el sistema productivo nacional fortaleciendo nuestra economía del conocimiento” y “Transformar el sistema de producción de alimentos (…)”.

Acompañaron a Fernández en la Asamblea Legislativa, la vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, titular del Senado, además; y el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa. Fue el tercer discurso, ante la Asamblea Legislativa, del Presidente; y se llevó a cabo en el recinto de la Cámara de Diputados, de manera presencial.

Gustavo Camps