Diversos sectores que integran el peronismo de San Isidro presentaron la lista, Todos Unidos por San Isidro; que postula la presidencia para el sindicalista, José Luis Casares –dirigente nacional de docentes privados SADOP-; y lleva como congresales a la histórica dirigente peronista, diputada nacional y concejala local mandato cumplido, Marcela Durrieu; y a Fernando Galmarini, ex secretario de Deportes de la gestión Menem.

El acto partidario en el Galpón Cultural Pampa de Beccar

El domingo 27 de marzo serán las elecciones internas del Consejo del Partido Justicialista. En este contexto, diversos sectores que integran el peronismo local presentaron el  viernes último la lista “Todos Unidos por San Isidro”. El encuentro se llevó a cabo en el Galpón Cultural Pampa, que lidera la dirigente Teresa García; en la localidad de Beccar.

Todos Unidos por San Isidro está encabezada por José Luis Casares, como presidente; dirigente sindical nacional de docentes privados SADOP; y ex secretario general de la CGT Zona Norte, donde se desempeñó por varios períodos. Casares, asimismo, lidera la Mesa Político Sindical del Proyecto Nacional, en la región.

Lo secundan a Casares Liliana Burgos como vicepresidenta; y el concejal, Gastón Fernández como secretario general. Por su parte, Fernando “Pato” Galmarini y Marcela Durrieu ocupan los primeros lugares de candidatos a Congresales. En total, son 81 los vecinos de San Isidro que aspiran a convertirse en autoridades del PJ local.

La unidad

Casares: "Queremos un Partido Justicialista que vaya a recuperar la confianza de los peronistas con el peronismo”

El encuentro se llevó a cabo con la presencia de Sebastián Galmarini, senador provincial mandato cumplido; y de la dirigente, Teresa García, senadora provincial, también diputada nacional mandato cumplido; que como anfitriona reconoció “la importancia de la unidad de aquellos peronistas que resistieron el proceso militar”.

 Casares durante el acto reivindicó la figura de Evita; y la centralidad del trabajo y los trabajadores, como “la indiscutible columna vertebral del movimiento”. Además señalo: “Queremos un peronismo que se sienta orgulloso de serlo. Queremos un Partido Justicialista que vaya a recuperar la confianza de los peronistas con el peronismo”.

Por su parte, “Pato” Galmarini, como último orador, recordó los fusilamientos de JL Suárez en 1956 y manifestó: “Es inadmisible para los que vivimos y los que militamos en San Isidro, que no haya una calle que tenga el nombre de uno de los fusilados que no pudieron fusilar”, en relación al ex intendente local, Norberto Gavino (1973-1974).

Desde Todos Unidos por San Isidro convocaron “a la renovación del movimiento”; y exhortaron “a seguir construyendo un peronismo plural, moderno y representativo; para fortalecer la identidad partidaria, debatiendo ideas y acercándonos a la gente con la meta de construir una verdadera alternativa de gobierno”.

AA