Ella Amasa, la obra de Judit Gutiérrez, con la actuación de Marina Dousdebes, subió a escena en el Espacio Azucena, de Olivos, ayer lunes como prólogo a la infinidad de actividades de todo tipo que se llevan a cabo por el 8M. Con la dirección y puesta en escena de Emilio Firpo, la obra pasa revista por las violencias que sufre una mujer a lo largo de su vida, pero le otorga la posibilidad de tomarse revancha con los elementos que tiene a mano.  El domingo 13, también se presentará en La Mueca (CABA), a las 18.

En lo que bien puede considerarse la primera escena de, Ella Amasa;  una mujer, con todas las marcas del paso del tiempo y los golpes de la vida sobre su cuerpo, aparece en la antesala del Espacio Azucena, y reparte panecillos. En cada paso parece que se va a caer; lleva un vestido negro, que contrasta con su pelo y su piel blancos.

Luego la escritora, dramaturga y dueña de casa, Mónica Landolfi, le da la bienvenida al público; presenta a la autora de la obra, Judit Gutiérrez, y al director, Emilio Firpo, que estuvieron en la función; y da sala. Ella Amasa subió a escena ayer lunes como prólogo a la infinidad de actividades de todo tipo que se llevan a cabo por el 8M.

En el escenario la mujer, con una voz tan baqueteada como su cuerpo, ya con ropa de entrecasa y delantal, con las manos va a moldear la harina todo el tiempo, mientras en un monólogo fuerte, aunque no exento de sarcasmos y distensión, pasará revista por infinidad de momentos de violencia que soportó en su vida.

Espacio Azucena

Espacio Azucena es un lugar con encanto propio. La sala es para pocos espectadores, y hay un contacto estrecho entre el público y los actores en danza. Las funciones tienen una energía especial, por esto. Además la antesala es al aire libre. Siempre antes o luego de la función  hay una mesa con algo para compartir.

Ya en sala, con Ella Amasa, en escena están la mesa y los elementos para hacer el pan –harina, levadura, aceite-; un repasador llamativamente rojo; una escoba; un banquito. Es la cocina de una familia de pueblo. Decía el gran escritor colombiano Gabriel García Márquez que el primer párrafo define toda la obra  en su conjunto.

En su primer párrafo la mujer dice: “Una rata se mata con veneno o de un zapatazo. También se puede adoptar un gato. No es delito matar a una rata. Es un animal despreciable, no dejarías cerca de la cuna de tu hijo que una rata se paseara revolviendo la basura, buscando comida, buscando comerse la oreja de tu bebé ​(…)”.

De allí en más recordará a su abuela; también relatará situaciones en su familia; de su pueblo; siempre en torno a las violencias que sufren las mujeres; el lugar de espectadoras; los mandatos para seguir a los maridos; los golpes “justificados” cuando no se obedece; las violaciones dentro de la propia familia.

Mi abuela aprendió…

El domingo 13, se presentará en el Teatro La Mueca, en José A. Cabrera 4255, CABA, a las 18

“Mi abuela aprendió como aprendemos las mujeres: haciendo”, señalará en otro momento. También dirá “¡Las cosas que son capaces de hacer las manos de una mujer!”; Y llegará el corolario o la conclusión también: “Cuando una mujer hace, se equivoca, pero cuando no hace nada se equivoca más”.

Una cosa notable, cuando uno conoce en persona a, Marina Dousdebes, es el trabajo corporal e interior, para componer el personaje, por el que debió pasar la actriz. La autora Gutiérrez reveló que el libro define pero no detalla las características de la amasadora; y que recibió la propuesta de parte del director y la actriz.

Dousdebes y Firpo construyeron en tándem los detalles del personaje y la puesta. Gutiérrez señaló también que en cuanto leyó la propuesta de la actriz y el director, no dudó, “sentí que habían comprendido perfectamente mi libro”. Ella Amasa se estrenó en Córdoba, en diciembre de 2020, durante el respiro que dio la pandemia entonces.

Le llevó a Dosudebes alrededor de seis meses de ensayo intensivo componer a la amasadora. El director Firpo, por su parte, señaló que pudieron ensayar en forma presencial; pero tenían a su favor que hace tiempo trabajan juntos en varios proyectos, incluso en algunos donde el actor es el propio Firpo también.

Ella Amasa continuará con más funciones en Buenos Aires y aledaños. El domingo 13, se presentará en el Teatro La Mueca, en José A. Cabrera 4255, CABA, a las 18.  Las entradas pueden adquirirse por alternativa teatral.

Gustavo Camps