El ministro de Justicia y Derechos Humanos, Julio Alak, y el titular de Educación, Alberto Sileoni, encabezaron el ciclo lectivo en la Unidad 1 de Olmos. Las clases comenzaron para los niveles primario; secundario; terciario; así como universitario y de formación laboral. Desde la cartera de Educación informaron que participarán 32.000 personas privadas de la libertad. Asimismo, aseguraron que más de la mitad de la población carcelaria desarrolla alguna actividad educativa.

Un total de 32.000 personas privadas de libertad comenzaron hoy viernes a cursar sus estudios en las cárceles bonaerenses. El ministro de Justicia y Derechos Humanos provincial, Julio Alak; y el director general de Cultura y Educación, Alberto Sileoni; encabezaron el acto de inicio del ciclo lectivo;  en la Unidad 1 de Olmos (La Plata)

Las clases se iniciaron en los niveles primario; así como secundario; terciario; universitario y de formación laboral. Actualmente hay, informó la cartera educativa, 6.492 personas privadas de la libertad que cursan el nivel primario; 7.118 de nivel secundario; 230 de nivel terciario; y 1.350 que transitan sus estudios universitarios.

"Los cursos de educación formal en contexto de encierro –explicó el titular de Justicia- constituyen una herramienta fundamental para adquirir conocimientos; fortalecer el desarrollo personal de las personas en conflicto con la ley; y brindarles nuevas oportunidades para cuando la Justicia disponga su egreso del sistema penal".

Desde la cartera educativa también informaron que hay 4.403 las personas privadas de libertad; que estudian en los Centros de Formación Profesional de Educación bonaerense y en los Centros de Formación Laboral del ministerio de Trabajo. Otros 9.818 realizan cursos dictados por Personal Penitenciario y capacitaciones privadas.

32.0000 personas privadas de libertad estudian en las cárceles (Foto CPM)

La educación una salida

Además, 2.633 personas encarceladas se capacitan formalmente por convenios con sindicatos, empresas y organizaciones de la sociedad civil. Sileoni, de manera referencial, se dirigió a los alumnos: “Nadie puede tener como destino su pasado. El pasado es irreversible; pero ustedes tienen derecho a construir un futuro distinto”.

El ministro luego explicó que “la Ley de Educación Nacional dice que la educación es un derecho, personal y social garantizado por el Estado. Y es para todos y todas”. El ministro reconoció que  "sabemos que hay miles de vicisitudes que te dicen que ‘no podés’” pero exhortó a los internos: “apuesten por la Educación”.

Desde el ministerio de Educación informaron, además, que en el presente ciclo lectivo la matrícula de estudiantes universitarios arrojó una cifra récord; con 1350 alumnos. De estos, destacó la información, 470 son ingresantes de universidades nacionales y provinciales con sedes bonaerenses; y programas en contexto de encierro.

En esta línea se informó que, en 2021, se inauguraron los primeros pabellones universitarios de mujeres de Latinoamérica; que funcionan en las unidades carcelarias N° 8 de Los Hornos y N° 47 del complejo penitenciario de San Martín. También se informó que el rendimiento académico aumentó con la virtualidad en pandemia.

Además, en este ciclo lectivo,  niños y niñas cuyas mamás están privadas de libertad pueden concurrir a jardines maternales provinciales, cercanos a su unidad o al domicilio familiar; para garantizar la matrícula cuando la madre recupere su libertad; y fortalecer el contacto cotidiano con familiares; así como el desarrollo afectivo y la socialización de los niños y niñas.

GC