Con el indudable apoyo de la oposición, tanto para dar quórum como para aprobar, el Senado aprobó la autorización al Ejecutivo nacional para refinanciar la deuda con el FMI. Es por el endeudamiento que generó la gestión Macri en 2018 por  U$D 44.500. El proyecto se convirtió en ley con 56 votos a favor, 13 en contra –todos del espacio oficialista del Frente de Todos- y 3 abstenciones. La presidenta de la Cámara, Cristina Fernández de Kirchner, abrió la sesión alrededor de las 14, pero no estuvo al momento de la votación.

Aunque 13 senadores del Frente de Todos votaron en contra de la autorización al Ejecutivo para  que gestione la deuda con el FMI, desde el oficialismo aseguraron que no habrá ruptura de bloques. Pasadas las 23 el  Senado Nacional convirtió en ley el proyecto que da vía libre al Ejecutivo para u negocie con el FMI y financie la deuda.

El debate del proyecto con media sanción en Diputados fue el único de la jornada. Lo senadores, asimismo, pues se trataba de una fecha para recordar, homenajearon a las víctimas del atentado a la Embajada de Israel, el 17 de marzo de 1992. Hace 30 años el ataque a la Embajada de Israel que causó 29 muertos y 242 heridos.

El proyecto se convirtió en ley con 56 votos a favor, 13 en contra; y 3 abstenciones, dos de ellas también del Frente de Todos.  Según aseguraron varios de los senadores opinantes, tanto de la oposición como del oficialismo, aprobaron el proyecto para “evitar” el default; es decir el no pago a tiempo un vencimiento de la deuda,. que vence la semana que viene.  

La oposición fue clave para la aprobación, igual que en Diputados

Excepcionalidades

El apoyo de la oposición de Juntos por el Cambio fue clave para la aprobación. Aunque igual que en la Cámara de Diputados aclararon que aprobaban la autorización y no el plan económico de la refinanciación. De hecho, aunque parezca ilógico de los 56 votos “positivos”, la mayoría de 36 fue de la oposición; y 20 del oficialismo.

Entre los argumentos del Frente de Todos, informó la agencia oficial de noticias Télam, predominaron las críticas al origen de la deuda, que el FMI le otorgó al gobierno de Mauricio Macri. De hecho, el propio FMI, en diciembre de 2021, publicó un crítico informe sobre el crédito que le otorgó al macrismo en 2018.

En ese informe incluso el FMI reconoce que otorgó “excepcionalidades” al gobierno de Macri para que reciba los fondos. Desde el Frente de Todos, en el Senado, informó Télam, se repitieron las voces que definieron al préstamo adquirido con el organismo internacional como "una de las mayores estafas" al pueblo argentino.

Gustavo Camps