La tecnología actual permite utilizar todo tipo de entretenimientos de forma digital. Desde las consolas más importantes para los hogares, hasta las máquinas de Arcade, ofrecen pantallas de calidad impensada hace algunas décadas. Hasta los casinos tiene interfaces cada vez más desarrolladas, además, que permiten la generación de un pozo acumulado; o la competición virtual de juegos de dados y cartas, entre otros. Sin embargo, la historia de los videojuegos es amplia y variada.

Entre los videojuegos más conocidos en el origen están el Pong y el Atari. Un simple tenis de mesa que consistía en manejar un pequeño palo en donde la pelota rebota hacia el control del oponente. Para muchos este título es el más antiguo de la historia.

Pero su desarrollo data de 1971 y, si bien se trata de la versión más exitosa y popular en los inicios del género, existen casi 15 años previos, donde la industria lanzó prototipos que sirvieron de base para la revolución posterior. Por este motivo, es importante recordar los verdaderos orígenes de los videojuegos.

Nimrod ¿la primera consola?

Casi 20 años antes del lanzamiento del Pong existió una enorme máquina llamada Nimrod. Se trata de una creación de John Bennet, un trabajador australiano de la compañía de ingeniería Ferranti. La inspiración llegó mediante el nim, un clásico juego matemático

 Bennet creó un aparato de más de una tonelada con el objetivo de practicar ese entretenimiento virtualmente. La máquina duró poco y nunca se comercializó; sin embargo, pasó a la historia como el primer dispositivo creado exclusivamente para un videojuego.

Damas y rayas

También en los inicios de la década de 1950 sucedieron otros hechos históricos que establecieron las bases para la revolución digital posterior. Uno de ellos fue el lanzamiento del OXO, para muchos el legítimo primer videojuego de la historia.

Se trataba nada menos que del clásico Ta-te-ti, también conocido como Tres en raya o Noughts and Crosses, en inglés. En este diseño de Alexander Douglas, un investigador de la Universidad de Cambridge, se podía practicar el juego de las cruces y los ceros contra un oponente virtual.

En 1952, mismo año de la creación de OXO, también apareció una versión digital de las damas; creada por Arthur Samuel; pionero del desarrollo de los videojuegos y la inteligencia artificial. La versión tuvo varias reformas y correcciones hasta que, 10 años después, la máquina logró vencer a uno de los campeones norteamericanos de damas.

La prehistoria del Pong

Además de no ser el primer videojuego de la historia, el tenis de mesa de Atari tampoco es el que trajo ese deporte al mundo digital. Existe una versión anterior, llamada Tennis for Two, o Tenis para Dos, creada por los ingenieros William Higinbotham y Robert Dvorak, integrantes del Laboratorio Nacional Brookhaven.

El juego tenía por objetivo entretener a los visitantes de dicho establecimiento; y consistía en un osciloscopio, es decir, la pantalla de visualización que representa gráficamente las señales eléctricas, junto con un grupo de transistores.

De esta manera, los ingenieros lograron graficar la trayectoria de una pelota de tenis y, en 1958, sentaron las bases para el desarrollo del Pong. Aunque el videojuego tuvo bastante éxito entre los visitantes del laboratorio, poco después decidieron desarmarlo para utilizar las piezas en otros proyectos.