Hay 130 militares argentinos imputados por esos crímenes, difundió la Comisión Provincial por la Memoria (CPM). Sin embargo, solo tres de ellos están procesados y otros 20 con llamado a indagatoria, informó asimismo. A 40 años del conflicto bélico –una acción de la última dictadura para lograr aceptación social y perpetuarse en el poder- la CPM difundió testimonios de soldados argentinos.

El link con los testimonios que difunde la Comisión Provincial por la Memoria:

“El Subteniente me manda a estaquear, a desvestir, me sacan todo el equipo, el armamento. Junto a mi estaban dos soldados estaqueados. Me pone una granada en la boca (…)”. Esta es solo una parte del testimonio de un ex combatiente de Malvinas; sobre lo que sufrió en el frente de combate en las islas, y no justamente del enemigo.

A 40 años del conflicto bélico la CPM dio a conocer gran cantidad de testimonios que forman parte de la causa que investiga torturas y vejaciones a los combatientes de Malvinas; por parte nada menos que de sus propios superiores, en el frente de combate. La Comisión Provincial por la Memoria es querellante.

A esta altura se sabe que el operativo Rosario -como se llamó el desembarco en Malvinas en la jerga militar- la pata de las fuerzas armadas de la dictadura cívico militar del ´76 la organizó para lograr aceptación social y perpetuarse en el poder; pero los represores usaron allá métodos similares que contra la ciudadanía en el continente.

La misma metodología

Desde la CPM explicaron que “Los oficiales que condujeron la guerra disciplinaron a los soldados con la misma metodología del horror que aplicaron en los centros clandestinos de detención, durante la última dictadura”. Además informaron que alrededor de 180 personas declararon como víctimas o testigos en la causa.

Quienes perpetraban las vejaciones y los crímenes eran altos rangos de las fuerzas armadas. “Los testimonios dan cuenta de las múltiples prácticas de torturas empleadas: estaqueamiento, picana con teléfono de campaña, sumersión en agua helada, golpes de todo tipo, hambrunas, vejaciones y enterramientos”, señaló la comunicación de la CPM.

También informa que “A 40 años de la guerra, estos crímenes permanecen impunes”. Y que en mayo de 2021, la Sala I de la Cámara Federal de Casación Penal hizo lugar a un recurso de uno de los imputados; y anuló el fallo de la Cámara de Comodoro Rivadavia sobre la imprescriptibilidad de las torturas dado eran crímenes de lesa humanidad.

El expediente está ahora en la Corte Suprema de Justicia de Nación. Que deberá expedirse sobre la cuestión de fondo ¿Se hará justicia más allá de las fechas de reconocimiento –dos por falta de una en el año: el 2 de abril y el 10 de junio- las iniciativas simbólicas y el palabrerío en torno a la guerra de Malvinas?

Gustavo Camps

 El link con los testimonios que difunde la Comisión Provincial por la Memoria: