El Defensor del Pueblo Adjunto bonaerense, Walter Martello, lo dijo en un conversatorio organizado por la Fundación Florencio Pérez. Martello, asimismo, es responsable del Observatorio de Adicciones y Consumos Problemáticos, de la Defensoría. Durante el conversatorio consideró que “los clubes de barrio constituyen una importante barrera contra el avance de las redes narco”, por tal motivo el Estado debe incorporarlos activamente en las políticas contra los consumos problemáticos.

“El Estado debe incorporar activamente a los clubes barriales y asociaciones culturales como factores de protección y prevención contra el consumo problemático de sustancias”, señaló el Defensor del Pueblo Adjunto bonaerense, Walter Martello, en un conversatorio; invitado a participar por la Fundación Florencio Pérez.

Martello  es responsable del Observatorio de Adicciones y Consumos Problemáticos de la Defensoría; pero además está diplomado en Abordajes Contra el Narcotráfico por la Universidad de Belgrano. La disertación, se informó, se dio en el marco de una capacitación virtual para dirigentes de instituciones sociales, culturales y deportivas.

Así, participaron referentes de Everton; Gutumberg; Capital Chica; Comunidad Rural de Los Hornos; Escuela de Jockeys Aprendices del Hipódromo de La Plata; Villa Montoro; Deportivo Villa Elisa; Universidad Popular Alejandro Korn; y Junta Vecinal del Barrio Sur de Tornquist; entre otras entidades de La Plata y del interior bonaerense.

Walter Martello, Defensor del Pueblo Adjunto bonaerense

Penetración narco

El Defensor adjunto bonaerense expuso sobre los alcances del narcomenudeo y los peligros que afrontan los clubes ante los intentos de penetración por parte de las redes narco. También propuso una serie de iniciativas para fortalecer y desarrollar “el rol de contención” que cumplen las entidades barriales en la prevención de las adicciones.

“Si bien nuestro país no registra vínculos tan estrechos entre clubes y narcos como los que se detectaron en México y Colombia –consideró Martello- en las últimas dos décadas se produjeron algunas situaciones que merecen ser tenidas en cuenta”, en relación a la cooptación de entidades por parte de bandas narcos.

Martello explicó que “narcotraficantes han utilizado instituciones deportivas para blanquear dinero, para esconder estupefacientes y para desarrollar directamente actividades de narcomenudeo”. Y en esta línea consideró que el Estado debe tener en cuenta a las entidades barriales, e incluirlas, cuando diseña políticas específicas.

Estado presente

Participaron referentes de entidades civiles y deportivas de La Plata y del interior bonaerense.

Al respecto el Defensor del Pueblo Adjunto destacó: “el Estado debe incorporar activamente a los clubes barriales y asociaciones culturales como factores de protección y prevención contra el consumo problemático de sustancias”. Y reveló que el fenómeno de cooptación es una problemática global que sufren las entidades.

En una comunicación sobre la charla, se explica que Martello reveló que, desde las Naciones Unidas (ONU), inclusive, advirtieron que “controlar un club o una organización civil puede ser un objetivo atractivo para grupos delictivos como forma de obtener influencia sobre las comunidades”.

También señalaron que, según expuso, además, las actividades económicas relacionadas con la gestión de las organizaciones sociales y deportivas pueden ser vehículos para lavar dinero; esto a través de acuerdos de patrocinio; transferencias de deportistas; así como proyectos de infraestructura.

Tras el conversatorio virtual, asimismo informó la Defensoría, a cada participante se le hizo entrega de un informe que incluye un diagnóstico del desarrollo del narcomenudeo; una serie de sugerencias para desarrollar políticas de prevención al interior de cada institución; y una guía de contactos útiles.

GC