Con las firmas del Premio Nobel de la Paz (1980),  Adolfo Pérez Esquivel, y la madre de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Nora Cortiñas, el Servicio de Paz y Justicia hizo un llamado “a todos los medios de comunicación, a periodistas que luchan por la libertad a pronunciarse” para “reclamar la libertad de Julián Assange; quien con coraje cívico, publica documentos de los EEUU que viola los derechos humanos y de los pueblos”.

Adolfo Pérez Esquivel y Nora Cortiñas (Foto SERPAJ Chile)

“Permitir que extraditen a Julián es una amenaza a la libertad de prensa; y una grave advertencia a quienes cuestionen la política represiva y las graves violaciones de los derechos humanos y de los pueblos cometidas por los Estados Unidos”, señala con precisión una comunicación que difundió el Servicio de Paz y Justicia, de la Argentina.

Con las firmas del Premio Nobel de la Paz (1980),  Adolfo Pérez Esquivel, y la madre de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Nora Cortiñas, el miércoles último la entidad convocó “a todos los medios de comunicación, a periodistas que luchan por la libertad a pronunciarse y reclamar la libertad de Julián Assange”.

Coraje cívico

(Foto Télam)

En la comunicación, asimismo, explican que Julian Assange, el periodista que creo en 2006 WikiLeaks, una plataforma que publica documentos secretos sobre las tropelías de las potencias y mucho más,  “con coraje cívico, publica documentos de los EEUU que viola los derechos humanos y de los pueblos”.

Sin medias tintas, en la comunicación se afirma que “Assange es víctima de la política de opresión de los EEUU; por defender la libertad de prensa”; y además explica que la decisión “lleva a una condena de muerte por defender la libertad de prensa”. La entidad y los firmantes rechazan la decisión de la justicia británica y reclaman la libertad de Assange.

Assange está acusado de la publicación de infinidad de documentación. La cual prueba que el gobierno de los EEUU conocía y aprobó el asesinato masivo de civiles en sus intervenciones militares a Irak y Afganistan; así como la vejación y destrato a los prisioneros que tomaba vivos.  

Gustavo Camps