En una carta al Papa Francisco, los obispos argentinos reunidos en la  120ª Asamblea Plenaria, le expresan su cercanía, afecto y adhesión; ante el “maltrato injusto” que sufre contra su persona y su misión “movidos seguramente por intereses de poder y hasta mala intención"; informó la agencia católica de noticas AICA. La Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) concluye hoy viernes 6, en la casa de retiros “El Cenáculo”, en Pilar.

Reunidos en la 120ª Asamblea Plenaria; los obispos argentinos enviaron una carta, al Papa Francisco, en la que expresan su cercanía, afecto y adhesión ante el “maltrato injusto” que sufre el Papa. En efecto, en la Argentina Francisco recibió varias críticas de diputados de ultraderecha y la UCR; y de periodistas de empresas de comunicación masiva..

En principio fue por su concepción sobre la pobreza y las y los trabajadores; que en rigor no es solo personal sino que se funda en la Doctrina Social de la Iglesia católica. Luego, también recibió otras criticas, incluso en el exterior, por su prédica por la paz, lisa y llana, en el conflicto Rusia-OTAN, que generó la invasión a Ucrania; independientemente de los contrincantes.  

En la misiva al Papa Francisco, informó la agencia católica de noticias AICA, los obispos argentinos, reunidos  en la casa de retiros espirituales, “El Cenáculo”, en Pilar, denuncian "el maltrato injusto a tu persona y a tu misión, sobre todo en nuestro país, movidos seguramente por intereses de poder y hasta mala intención".

Valentía y tenacidad por la paz

"Nosotros que te conocemos -–señala la carta-  sabemos de tu valentía y tenacidad incansables para trabajar por el bien y la paz entre Rusia y Ucrania y en todo el mundo". Además da cuenta de la cercanía de Francisco con quienes sufren  por la guerra; y da fe de que sería capaz de "dejar el pellejo" para que terminen las guerras.

Los obispos argentinos –en la misiva fechada ayer jueves 5- no esconden su dolor por el destrato a Francisco; y evalúan que las críticas “buscan manchar” la imagen del Sumo Pontífice; “y confundir a nuestro pueblo". Además sostienen que es una prueba “preciosa y misteriosa que el Señor Jesús tiene de asociarte a su Cruz redentora”.

Tal como difundió AICA, asimismo, los obispos de todo el país reunidos en Pilar en la en la 120ª Asamblea Plenaria señalan: "Quisiéramos que nos sientas muy cerca tuyo en esta prueba; sosteniendo tus brazos que en perseverante oración le piden al Padre de toda la humanidad por la paz y la justicia".

Y hacia el final de la misiva piden que “la Madre del Señor, especialmente bajo su advocación de nuestra Señora de Luján, te llene de consuelo y fortaleza para seguir como buen pastor, guiando a la Iglesia y sirviendo al mundo"; y además le dedican sus oraciones  por él y por quienes lo acompañan "en esta tarea de tender puentes de paz".