El Equipo de Prevención del Abuso y Maltrato en Menores (EPAMM) conmemoró su 25 aniversario con una misa oficiada por el obispo de la Diócesis de San Isidro, Oscar Ojea. La institución sin fines de lucro está dedicada a la contención y prevención el abuso y maltrato en menores. Trabaja con voluntarios y se mantiene por el aporte de benefactores.

Para conocer más sobre EPAMM: www.epamm.org

Con una misa dedicada a las y los niños que sufren cualquier tipo de maltrato o abuso, el Equipo de Prevención del Abuso y Maltrato en Menores (EPAMM) conmemoró su 25 aniversario. La entidad tiene sede en San Isidro. Fue con un oficio religioso en la Catedral de San Isidro; que estuvo a cargo del obispo de la Diócesis de San Isidro, Oscar Ojea.

EPAMM, informaron desde el municipio de San Isidro, es una entidad con un sólido equipo de voluntarios, presidida por Martina Antonini. Fue fundada en 1997 con el objetivo de prevenir el abuso sexual y maltrato en menores; sin embargo con los años extendió sus actividades de acompañamiento, siempre con enfoque en la niñez.

Desde la comuna informaron que la entidad recibe gran cantidad de consultas sobre abuso y maltrato infantil. En este contexto, amplió su campo de acción con programas de mejora de viviendas de familias de bajos recursos, asistencia a escuelas con materiales de estudio; y a comedores con alimentos  y equipos o abrigo de invierno.

Asimismo, desde la entidad señalan en su portal oficial que “las acciones en conjunto, con otras instituciones y organismos, de los gobiernos de la Nación, provinciales y municipales son las que dan mejores resultados”. Los trabajos en red, además, les permitieron elaborar y presentar proyectos legislativos; y desarrollar acciones con organizaciones no gubernamentales y oficiales.