Es para que el Congreso Nacional apruebe el proyecto sobre el "Fondo Nacional para la cancelación de la deuda con el FMI”. La Cámara de Senadores la aprobó esta semana; y ahora falta que la cámara baja, para que haga lo propio. La agrupación kirchnerista, La Cámpora, de San Isidro, organiza mesas donde reparte materiales para comprender los alcances del proyecto; y también sobre la problemática de la deuda externa amañada, con el visto bueno de la gestión de gobierno anterior, para fugar capitales. La campaña se inició en la estación de Boulogne, y se repite en otras estaciones locales del ferrocarril.

El Senado de la Nación aprobó el proyecto de ley sobre "Fondo Nacional para la cancelación de la deuda con el FMI”; que establece el cobro de un gravamen, en dólares de los EEUU, a quienes fugaron divisas durante el último gobierno sin declararlo. El Fondo tendrá por objetivo la cancelación total de la deuda actual y futura con el FMI.

Según el proyecto, la ley tendrá vigencia hasta que se produzca la cancelación total de la deuda con el FMI. Estarán obligados al pago todas la personas –físicas y jurídicas- residentes en el país que sean titulares o tengan participación societaria sobre bienes radicados; o que estén situados en el exterior sin declarar ante la AFIP.

En este contexto los y las militantes de La Cámpora San Isidro realizan juntadas de firmas en el marco de la campaña “Qué la deuda la paguen los que la fugaron”. En este sentido, se despliegan mesas de difusión por todos los centros neurálgicos del distrito. El primero fue en la estación Boulogne, al oeste del distrito.

El proyecto

En las mesas la vecindad puede aportar su firma; es para acompañar el proyecto presentado por los senadores y senadoras del bloque que conduce la vicepresidenta de la Nación Cristina Kirchner. También recibieron materiales explicativos sobre la deuda externa ilegal.

Durante 2020, por ejemplo, un informe técnico del Banco Central de la Argentina reveló que desde diciembre 2015 la fuga de capitales fue de más de U$S 86.000 millones. Luego también se supo que el endeudamiento de la gestión Macri, lejos utilizarse en obras, o proyectos útiles para el país, financió la fuga de capitales.

Desde el Frente de Todos explicaron que es muy importante que la ley disponga que el Estado cobre en dólares a los sujetos alcanzados con el Fondo, dado que de esa manera también se podrá recuperar aunque sea, en parte, lo fugado. También destacaron que no se trata meramente de un “blanqueo”.

En esta línea explicaron que el proyecto busca evitar que la totalidad de los contribuyentes, y en definitiva el país todo, deba pagar una deuda con el FMI que se sabe en su mayoría quienes la generaron; y también se sabe que no generó ningún beneficio al país en su conjunto, sino todo lo contrario.

Si en el Senado el proyecto logró el apoyo de 37 votos positivos y 31 negativos de la oposición –Juntos por el Cambio desde ya-  en Diputados la situación para el oficialismo es más compleja; pues debe conseguir mayorías tanto para poder concretar la sesión como para luego convertir en ley el proyecto.