Una casa en Yrigoyen 4519, en Florida, partido de Vicente López. Los historiadores de Tigre, Ariel Bernasconi y de Ana Vanesa Fernández, presentaron el lugar, en la historia política de nuestro país, que tiene esa vivienda de la zona norte. Corría 2009; lo presentaron  en la Jornada de Historia en Vicente López, de agosto de ese año. Pasó más de una década de aquella presentación. Los hechos a los que alude tuvieron lugar en 1956. Los fusilamientos de José León Suárez, para nuestros pagos; el Levantamiento del General Valle, para la historia del país. La disputa política detrás de aquellos hechos sigue más vigente que nunca. Es la concepción de un país para unos pocos; que trata de imponerse a la fuerza a quienes piensan en una patria que nos incluya a todos y a todas.  

Por  Ariel Bernasconi y Ana Vanesa Fernández*

El 9 de junio de 1956 esta casa de la calle Yrigoyen 4519, del barrio de Florida, entraba a la historia. La propiedad era de Horacio di Chiano, empleado de la empresa Italo de electricidad, que vivía junto a su esposa Pilar y su hija Nélida; quienes esa noche tenían de invitado a un vecino llamado Lito Giunta para escuchar la pelea por la radio. Ninguno de ellos tenía militancia política alguna.

En el fondo de la propiedad había un departamento que alquilaba un militante peronista llamado Juan Carlos Torres, quien a la vez alojaba por esos días a otro compañero buscado por la policía llamado Norberto Gabino. Esa noche también allí estaban los ferroviarios de Boulogne Nicolás Carranza y Garibotti, el joven Carlitos Lizaso, hijo de un ex comisionado peronista y vecino del barrio de Vicente López y un sargento de apellido Díaz.

Si bien encontramos en este departamento a cinco personas con militancia peronista y seguramente sabedores del levantamiento militar programado para esa noche, de ninguna manera podemos decir que fueran un brazo armado del mismo,; ya que solo se encontró en el lugar un arma de uso particular, propiedad del inquilino de la finca. Además, con motivo de la pelea de Lausse que se trasmitía por Radio Splendid desde el Luna Park, eran varios los vecinos que se reunieron esa noche en el fatídico departamento, ignorando lo que se estaba tramando en Campo de Mayo y en La Plata.

"Juan Carlos Livraga vivía en Florencio Varela 1624, era colectivero de la línea 10 de Vicente López y esa noche salió a tomar una copa a un bar que había en San Martín y Franklin."

Operación Masacre (1957), el libro de Rodolfo Walsh que revela los fusilamientos de JL Suárez; e inicia el género de novela periodística testimonial
Operación Masacre (1957), el libro de Rodolfo Walsh que revela los fusilamientos de JL Suárez; e inicia el género de novela periodística testimonial

Entre los vecinos del barrio allí presentes podemos nombrar a Mario Brion, quien vivía en Franklin 1812, un oficinista de gran cultura general e iniciativas como las de reunir a los vecinos para construir un caminito de material para llegar a la Avenida San Martín. Esa noche un amigo lo invitó a escuchar la pelea y allí partió hacia el departamento de a la vuelta. 

 Juan Carlos Livraga vivía en Florencio Varela 1624, era colectivero de la línea 10 de Vicente López; y esa noche salió a tomar una copa a un bar que había en San Martín y Franklin. En el camino se encontró con Vicente Rodríguez, un humilde obrero portuario que alquilaba en Yrigoyen 4545, quien lo invitó a escuchar la pelea en lo de un vecino de su cuadra, donde también podrían jugar a las cartas.

Lo demás es conocido. Un operativo al mando del Jefe de Policía de la Provincia de Buenos Aires Teniente Coronel Desiderio Fernández Suárez, incautó en Puente Saavedra al interno 40 de la línea 19 de colectivos (hoy 161); y previo paso por la comisaría de Florida, a cargo del Comisario Pena, se trasladaron con varios móviles a la casa de la calle Yrigoyen.

“En la casa quedaron oficiales que revolvieron todo ante la mirada asustada de Doña Pilar y su hija,
que no entendían nada.”

Allí irrumpieron violentamente a la casa de Don Horacio quien estaba con su familia y su vecino; mientras otros policías entraron a la casa del fondo. Torres, el inquilino, pudo escapar por la medianera. Detuvieron a todos los demás hombres sin resistencia, incluyendo a los de la casa de adelante; los subieron al colectivo, conducido por su chofer habitual Pedro Alberto Fernández y se los llevaron a la Regional de San Martín.

También fueron apresados el sereno de una fábrica vecina que se acercó a ver qué pasaba y un muchacho que se estaba despidiendo de la novia en la misma cuadra, estos últimos fueron luego liberados. En la casa quedaron oficiales que revolvieron todo ante la mirada asustada de Doña Pilar y su hija, que no entendían nada. Más tarde llegaron Julio Troxler y Reinaldo Benavídez a la casa del fondo y fueron atrapados y mandados a San Martín. Todo esto pasó cerca de las 23 y 30 horas del sábado 9 de junio de 1956. Por la madrugada, desde San Martin los detenidos en esta casa de Florida fueron llevados a un basural de José León Suárez para ser fusilados.

* Trabajo de Ana Vanesa Fernández  y Ariel Bernasconi llamado "Las Calles de Boulogne y Florida en Operación Masacre", presentado en la Jornada de Historia en Vicente López. Agosto de 2009.