En su desayuno de trabajo mensual, la CGT Zona Norte, que conduce el ferroviario (UF), Ricardo Lovaglio, abordaron la problemática de la inflación, los salarios, la soberanía; la participación en la Semana Social, de iglesia católica, en Mar del Plata; y la posibilidad de concretar un plan de lucha  ante “la indiscriminada suba de precios”. Lovaglio no escondió la “gran preocupación” por la suba. Hubo más de 30 representantes de distintos sindicatos de la región, además. Papeleros; La Bancaria; también Obreros del Caucho; Gráficos y ferroviarios tomaron la palabra.  

La central de trabajadores regional no descarta un plan de lucha contra las remarcaciones de precios

Hacia la concreción de acciones en común más de 30 representaciones de sindicatos de la CGT Zona Norte expresaron su preocupación por la escalada de precios indiscriminada. Fue durante la reunión mensual de trabajo que encabeza el secretario general de la CGT Zona Norte, Ricardo Lovaglio, de la Unión Ferroviaria (UF).

Los representantes de las y los trabajadores abordaron, asimismo, las problemática de la inflación; los salarios; la soberanía política y económica; las conclusiones de la  “Semana Social”, que organiza la iglesia católica  en Mar del Plata; y  el Congreso Nacional de Psicología Social; entre otros puntos de interés del movimiento.

Entre los primeros oradores, según se informó, estuvieron Diego Lijo (de Papeleros); Mario Preiss (de Obreros del Caucho); Luis Graña (La Bancaria); Ricardo Lovaglio, en su calidad de secretario general de la CGT Zona Norte; y Jorge Thierbach (Federación Gráfica). La problemática de la escalada de precios preocupa al sector laboral.

Plan de lucha

Más de 30 representaciones de sindicatos de la región en la mesa de la CGT Zona Norte que conduce Lovaglio

En este contexto los oradores, con Lovaglio a la cabeza,  manifestaron la “gran preocupación por la indiscriminada suba de precios” y plantearon la concreción un plan de lucha donde no se descartarán “acciones concretas” para dar a conocer la preocupación y contrarrestar las subas que desestabilizan el ritmo de la economía.

Desde los sindicatos participantes ponderaron las reuniones de los gremios que conforman la regional, para gestionar la marcha de la central de trabajadores y trabajadoras a puertas abiertas; y así “acordar acciones, campañas, y puestas en común por los derechos de las y los trabajadores”.

También expresaron el beneplácito por la “pertenencia a la central sindical nacional y regional”; y  valoraron “la comprometida conducción de Ricardo Lovaglio, quien viene trazando un camino con la legitimidad y la unidad como base fundamental para el crecimiento de la organización”.

Como se sabe, la gestión Lovaglio, al frente de la CGT regional, la imprimió a la central una dinámica novedosa; de amplia participación y apoyo a las organizaciones en su conflictos regionales en el territorio, no meramente desde los escritorios con comunicados o gestiones, sino también en las movilizaciones y las acciones  que se desarrollan para defender derechos.

GC