Fue miembro y dirigente de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) y la Asociación de Abogadas y Abogados de Buenos Aires (AABA). El abogado, Ernesto Moreau, falleció el 4 de marzo de 2021. El homenaje lo organizaron las comisiones de Derechos Humanos de la Federación Argentina de Colegios de Abogados (FACA) y de la AABA. Estuvieron su mujer y su hija; colegas, amigos y varios ex presidentes de la AABA. De nuestra región participó, el abogado Juan José Prado, ex titular de la AABA. Por Zoom, entre otros, lo homenajeó el presidente de la APDH, Eduardo Tavani.

Las comisiones de derechos humanos de la de la Federación Argentina de Colegios de Abogados FACA y de la Asociación de Abogadas y Abogados de Buenos Aires AABA, recordaron al comprometido abogado, Ernesto Moreau, la semana última,  tras su fallecimiento el 4 de marzo de 2021. Fue un encuentro mixto presencial y virtual.

Participaron reconocidos referentes del campo jurídico. Son profesionales que pasaron o se sitúan en puestos de importancia en instituciones que reúnen a abogados. Como la Asociación Americana de Juristas. Obviamente de la FACA y la AABA. Pero también en actividades en universidades, centros de investigación y organismos de derechos humanos.

Si en el transcurso de las intervenciones se destacó el conocimiento técnico de Moreau -que presidió la AABA (2003-2005) y la APDH (2013-2017)-; lo que más se recordó y reconoció fue el empeño del jurista en representar y defender a vulnerados en sus derechos humanos, y a perseguidos políticos.

Compromiso y diálogo

La abogada MInyersky destacó el compromiso de Moreau con la memoria, la verdad y la justicia

Por caso, Nelly Minyersky (93), ex presidenta de la AABA, feminista y una de las fundadoras de la, Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal Seguro y Gratuito, ponderó el compromiso de Moreau en la lucha por los derechos humanos. Y en mantener la memoria para hacer justicia, y lo situó al nivel de las Madres de Plaza de Mayo.

Beinuz Szmukler (91), otro abogado de derechos humanos, presidente consultivo de la Asociación Americana de Juristas (AAJ), ex consejero de la Magistratura nacional, ex docente universitario, y también ex presidente de la AABA, recordó la capacidad de Moreau que “facilitaba el dialogo (…) y ayudaba a que las cosas se debatieran”.

La abogada, Norma Ríos, vicepresidenta de la APDH, rescató cualidades humanas de Moreau y recordó que como abogado participó en las causas de Santiago Maldonado (muerto tras un corte de ruta en el sur del país); y de Milagro Salas (actual presa política confinada en Jujuy con la anuencia del gobernador, Gerardo Morales).

Eduardo Tabani, copresidente de la APDH, y ex presidente de la AABA asimismo, destacó el trabajo que caracterizó a Moreau “en la constitución de una sociedad más igualitaria”. Señaló que practicaba “la abogacía del compromiso y la resistencia”; y puso de relieve que Moreau “fue de los que no eludió su tiempo”.

Coherencia y principios

Liliana Costante, integrante de la AABA, la APDH, y la AAJ, así como de espacios de derechos humanos -y además fue su abogada en un Tribunal de Disciplina que afrontó el jurista, contra un colega que defendía intereses partidarios- puso de relieve “la coherencia de Moreau con el derecho” en general.

Para Juan José Prado (88), otro de los ex presidentes de la AABA, ex docente, también dedicado a los derechos humanos, Moreau “enfrentó en los estrados judiciales al poder” y “pertenece al núcleo de abogados principistas del país”. En esta línea destacó la lucha de Moreau “por los derechos fundamentales”.

Tabani: Moreau "fue uno de los que no eludió su tiempo"

El abogado, vecino de Vicente López, no calló en el homenaje que la lucha de Moreau “la más de las veces fue silenciada. Y sin el acompañamiento de las corporaciones de abogados”. También destacó que ya como estudiante de derecho Moreau “se rebeló contra la imposición del derecho natural, que impulsa la esclavitud y el sometimiento”.

El homenaje a Moreau tuvo momentos emotivos. Muchos se reencontraron tras el aislamiento por la pandemia. No pasó inadvertido que faltaran las máximas autoridades de la FACA y la AABA -se justificaron por zoom por no estar-. Pero quedó claro que el camino que marcó Moreau, y su obra, no quedarán en el olvido, es más, tienen más vigencia que nunca.

Gustavo Camps