En su fallo, el Tribunal Oral Federal Nº 1 de San Martín ordenó, además la reparación histórica de los legajos laborales o estudiantiles, de las víctimas. El Tribunal condenó al ex Jefe de Institutos Militares, Santiago Omar Riveros y a nueve represores a la máxima pena por delitos de lesa humanidad. El jueves 15 de setiembre del actual se hará pública la sentencia. Victimas sobrevivientes y familiares esperaron muchos años por esta sentencia.

Pueyrredón al 3700, la calle escucha la sentencia del TOFNº 1

Con la capacidad de la sala completa, y más de un centenar de personas que siguieron la sentencia sobre la calle Pueyrredón al 3700. En San Martín, el TOF Nº 1 condenó a los represores de la Megacausa “Campo de Mayo”. No hubo absueltos. También hay que decir que se esperó más de 40 años por justicia.

El ex jefe de Institutos Militares de Campo de Mayo, Santiago Omar Riveros, y otros nueve reos, fueron condenados. Obtuvieron la pena de prisión perpetua por delitos de lesa humanidad cometidos contra 347 víctimas. El Tribunal escuchó las declaraciones de más de 750 testigos para llegar a la sentencia.  

En la causa se investigaron hechos sucedidos en la zona norte bonaerense. La cual coincidió con la jurisdicción militar conocida como Zona de Defensa IV a cargo del Comando de Institutos Militares. Su jefe máximo fue el reo Riveros, condenado asimismo, a prisión perpetua, en la causa Vuelos de la Muerte de Campo de Mayo.

Como a los nazis

Silvia Liaudat, Iris Avellaneda y Eduardo Caram, sobrevivientes de El Campito

Tras la lectura de la sentencia, y luego de la tensión que significó esperar el fallo, la sala irrumpió en el característico canto: "Como a los nazis les va a pasar, adonde vayan los iremos a buscar". Hubo también abrazos y saludos entre abogados, víctimas, familiares. Era un logro colectivo sin lugar a duda. .

Otros ocho represores, informó además la subsecretaría de Derechos Humanos bonaerense, obtuvieron penas de hasta 22 años de cárcel. La subsecretaría fue una de las querellantes de la megacausa. Un acusado fue condenado a 4 años. Integraron el TOF Nº 1 las y los jueces Daniel Gutiérrez, Silvina Mayorga y Nada Flores Vega.

También fueron querellantes la secretaría de Derechos Humanos de Nación; la asociación abuelas de Plaza de mayo.  Y además damnificados representados por el abogado Pablo Llonto, que estuvo en la región varias veces, para explicar cuestiones de la causa; y también para invitar a la comunidad a que concurra a las audiencias.

Con el reo Riveros recibieron prisión perpetua el ex jefe del Área 420 “Escuela de Comunicaciones”, Luis Sadi Pepa; su par del Área 470, Eugenio Guañabens Perelló. También el ex jefe del departamento de Inteligencia, Luis Del Valle Arce; el ex jefe de Contrainteligencia, Carlos Javier Tamini. Tres años duró el proceso.

Reparación de legajos

Además obtuvieron prisión perpetua los ex agentes civiles de Inteligencia del Batallón 601 del Ejército, Carlos Eduardo José Somoza y Miguel Conde; el ex militar del departamento de Inteligencia, Mario Rubén Domínguez; el ex jefe del Área 400, Francisco Rolando Agostino, y el integrante del Área 400, Luis Pacífico Britos.

Por su parte, la Justicia condenó a los ex militares Hugo Miguel Castagno Monje a 22 años de prisión; a Bernardo Caballero a 20 años; y a Carlos Alberto Rojas a 13 años.  Asimismo, el ex marino Alfredo Oscar Arena recibió la pena de 12 años de cárcel; el ex gendarme Roberto Julio Fusco la pena de 11 años y 6 meses.

Pero también el ex agente de inteligencia de marina Federico Ramón Ramírez Mitchell recibió 11 años de prisión; el ex militar Ramón Vito Cabrera 10 años y 6 meses. Y los ex policías Arnaldo Jorge Román y Carlos Daniel Caimi recibieron respectivamente 9 años y 6 meses  y 4 años.

En su fallo, el Tribunal ordenó la reparación histórica de todos los legajos laborales y/o estudiantiles en los casos que fuera pertinente y fijó para el 15 de septiembre de este año la fecha para hacer pública la sentencia. También participó de la jornada el subsecretario de Derechos Humanos bonaerense, Matías Facundo Moreno.

Subs. de DDHH Moreno: "resaltamos esta línea que se inscribe de Memoria, Verdad y Justicia, reparación y garantía de no repetición"

Gran aparato represivo

“Cómo subsecretaría de Derechos Humanos participamos de la querella de este juicio emblemático. Y resaltamos esta línea que se inscribe de Memoria, Verdad y Justicia, reparación y garantía de no repetición. Destaco además que en la sentencia se haya incluido el pedido de  reparación histórica de legajos (…)”, señaló Moreno.

El juicio, informó la subsecretaría bonaerense, asimismo,  concluyó con 19 de los 22 imputados originalmente. Esto porque fallecieron Ángel Rubén Omaechevarria, ex jefe del Comando de Institutos Militares; y Carlos Villanova alias “Gordo 1”, “El Doctor” o “El Tordo”, ex auxiliar de informaciones de la Policía Federal.

Por su parte, Rodolfo Emilio Feroglio fue separado por incapacidad sobreviniente (art. 77 CPPN). A los largo de los diferentes juicios, denunciaron los organismos de derechos humanos, los reos trataron de eludir la cárcel común con declaraciones e insanía, edad y otras argucias que muchas veces desbarató la pericia de la querella.

La acusación permitió reconstruir el funcionamiento del gran aparato represivo que actuó desde las localidades de Zárate a 3 de febrero y desde Tigre a Exaltación de la Cruz. Se calcula que las víctimas en campo de mayo llegaron a 6.000. También se volvió a referenciar a “El Campito” como centro clandestino de detención y tortura.

El CCDT de Campo de Mayo, señalaron desde la subsecretaría, conocido como “El Campito”, tiene la característica de ser uno de los lugares dónde menos sobrevivientes hubo. Esto además dificultó la reconstrucción de lo sucedido en ese centro clandestino y, más aún, el destino final de las víctimas.

Gustavo Camps