La Fundación Williams distinguió al Museo del Juguete, de San Isidro, en su concurso nacional Ensayar Museos 2022. El concurso premia ideas novedosas que generen impacto en los museos y sus comunidades; además de aprendizajes para el conjunto del sector. El proyecto premiado se denomina, El Revés, y es un anexo de120 m2 en planta baja, para descansar, comer y jugar, que construirá el municipio el año próximo. El Museo del Juguete fue idea de dos vecinos sanisidrenses que en 2001 le acercaron el proyecto al intendente Gustavo Posse; y en 2008 una ordenanza promovida por el Ejecutivo local lo creó.

El Museo del Juguete de San Isidro fue distinguido por su proyecto “El Revés” en el concurso nacional “Ensayar Museos 2022” de la Fundación Williams. El certamen reunió a más de un centenar de instituciones estales y privadas de todo el país, informó un comunicado de prensa municipal.

La idea del museo del juguete nació en 2001 del artista plástico,  Jorge Meiji Meijide -que tiene una vasta obra en relación a los juguetes y a su infancia en San Fernando- y la vecina Elena Tufró, además, que por aquellos años trabajaba en el área de Turismo municipal. Meiji le acercó el proyecto al intendente Gustavo Posse en 2001.

El Museo, en Lamadrid 197, Boulogne, ex Hogar Arenaza
El Museo, en Lamadrid 197, Boulogne, ex Hogar Arenaza

Identidad y memoria

Luego hizo sus buenos aportes también el coleccionista de juguetes, Ricardo Olivera Wells. En 2008, a instancia del concejal, Roberto Polinesi, y el Ejecutivo municipal, se aprobó la ordenanza de creación en abril. El Museo del Juguete abrió sus puertas el 16 de julio de 2011 en el predio del Hogar Arenaza, en Boulogne (Lamadrid 197).

El Museo del Juguete es original. Abundan en el los juguetes caseros y también tradicionales. Figuritas. Autitos con plomo o masilla. Baleros. Yo-yo. Y también los espacios internos y al aire libre para que niños y adultos jueguen todos juntos. “Esto apunta a la identidad y la memoria”, le explicaban al periodismo los mentores años atrás.

“Esta distinción ratifica el enorme trabajo que hacen nuestros museos. Y lo acertada que fue la decisión no solo de impulsar y apoyar la idea de la creación del Museo del Juguete, sino también de restaurar por completo este inmueble que es visitado y disfrutado por distintas generaciones”, señaló Posse al conocerse la premiación.  

El concurso, informó la comuna, este año se dividió en etapas e invitó a participar de un buzón de ideas que recibió 106 propuestas. De esas fueron preseleccionadas 27. Las preseleccionadas mejoraron los proyectos, en diálogo con especialistas externos. Y así surgieron las 23 ganadoras, entre las cuales está la de San Isidro.

Proyecto El Revés

La idea del espacio “El Revés”, que el municipio de San Isidro diagramó junto a vecinos, busca crear un diseño y ambientación original en el Museo de la calle Lamadrid. “Donde se pueda pintar, descansar, comer y sobre todo jugar”, se informó.​ El municipio informó, asimismo, que tendrá 120m2 y se construirá en planta baja.

También destacaron que “lo novedoso de esta propuesta es que involucrará a la comunidad desde el minuto cero en el diseño”. Eleonora Jaureguiberry, secretaria de Cultura y Ciudad de San Isidro. Explicó que “este premio nos permitirá sumar valor al museo desde una mirada colectiva, a tono con nuestra gestión”.

Para la secretaria ese ida y vuelta será “a través de una conversación genuina. Plural. Enriquecedora y dinámica con los vecinos y las instituciones barriales que tienen relación con el museo. Nos interesa que nuestra reflexión sobre qué y cómo contar esté impregnada de la mirada y las necesidades de la gente”.

Gustavo Camps