El secretario General del STMVL Victorio Pirillo llevó personalmente una adhesión a los trabajadores/as del neumático del SUTNA que cumplen más de 100 días conflicto. Es porque las empresas se niegan a pagar horas extras, tal como dispone la Ley de Contrato de Trabajo en la Argentina. El llamado “turno americano” (en relación a EEUU, no a América) obliga a trabajar los fines de semana sin reconocimiento salarial extraordinario, como marca la ley. Empresas como FATE (San Fernando), asimismo, introducen en la planta de producción efectivos de seguridad privada, para presionar a las y los operarios.

En el marco de la lucha sindical de las y los trabajadores del neumático, que encabeza el sindicato SUTNA, diversas entidades sindicales y organizaciones de la sociedad civil, acercaron adhesiones. Fue al cumplirse cien días. Las y los trabajadores pedían el reconocimiento básico de pago de horas extras por trabajar los fines de semana.

Las empresas no acatan la ley de contrato de trabajo que establece pago de horas extras como base al 50% y al 100% según se trabaje en feriados, fines de semana u horarios nocturnos. Sino por un sistema que denominan “turno americano” obligan a trabajar sábado y domingo, y luego lo compensan con francos los días de semana.

En vez de pagar, las patronales del neumático ofrece días de franco

Accidentes laborales

El secretario general del Sindicato de trabajadores Municipales de Vicente López, Victorio Pirillo, en este contexto acercó personalmente una adhesión a las y los trabajadores del SUTNA. El dirigente sindical también advirtió que la falta de inversión en las plantas “es un caldo de cultivo para los accidentes laborales”.

Pirillo denunció que firmas como Pirelli y  Fate (esta tiene una planta en San Fernando) obtienen superganancias “a expensas de la salud de las y los trabajadores”. Por caso, desde el STMVL difundieron que las empresas ofrecen bonos en negro o francos, en lugar de “la restitución de un derecho conculcado”.

“Mientras  el SUTNA denuncia a los dueños de las empresas de beneficiarse con adelanto de las importaciones y el acceso a dólares para acopiar insumos, el mundo del trabajo sigue siendo explotado a pesos depreciados por la inflación”, evaluó Pirillo. Y graficó: “estas patronales no quieren trabajadores dignos sino esclavos del salario”.

El municipal explicó que “buscan condenar a los trabajadores a vivir una vida miserable.  Donde la usura empresarial pueda moverse con libertad. Generar  ganancias a sus ganancias. Mientras el  trabajador  mastica penurias e injusticias. Y además los aleja de sus familias y de sus hogares”.

Presiones

Desde el Centro Profesional por los Derechos Humanos CeProDH), asimismo, denunciaron que en la firma FATE, en San Fernando, la patronal introdujo agentes de seguridad privada, dentro de las plantas de producción, “para presionar a los operarios a que acepten condiciones de trabajo más severas y mayores ritmos de producción”.  

“La ley de la Provincia de Buenos Aires 12.297 -explicaron los profesionales-  prohíbe categóricamente que las empresas de vigilancias intervengan en conflictos laborales. O políticos. Pero la empresa recurre a éste método ilegal en represalia a las medidas gremiales que el sindicato y los trabajadores realizan.”

Asimismo, desde el CeProDH, denunciaron que en Pirelli,  en la puerta y en el interior del establecimiento productivo, se han encontrado directamente “con efectivos policiales al servicio de la empresa”, lo cuales una  “muestra de  la prepotencia ante una masiva lucha gremial”.

Para el CeProDH la situación planteada por las patronales “no sólo constituye una evidente práctica antisindical. Sino que tal conducta viola abiertamente el Convenio N° 190 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Recientemente convertido en ley en nuestro país, contra la violencia y el acoso en el mundo laboral”.

GC