El intendente sanisidrense señala que los municipios  deben asimilarse a “prestadores públicos de servicios de carácter social” pues “no obran con una pretensión de lucro”. por los servicios que prestan. Ayer en un Twitter pegó una imagen de medios nacionales que anunciaban que sigue el sistema de tarifas subsidiadas de  gas y luz para clubes de barrio. Posse entonces volvió a reclamar que los municipios paguen con tarifa subsidiada.

Es un hecho que el aumento irracional de tarifas de servicios públicos (electricidad, gas, agua y demás) durante la gestión Macri (ex Cambiemos ahora Juntos) creó un caos entre pymes y clubes de barrio. A esas entidades las boletas se les dispararon a cifras siderales e impagables. Amen de los hogares de familias comunes que también sufrieron el tarifazo.

El actual gobierno administra mejor la evolución de esas tarifas. Pero la verdad es que aquellas boletas, de ser un importe en el que pocos reparaban, pasaron a ser importantes. En este contexto también se continuaron y agregaron subsidios para reparar, aunque sea en parte, aquel caos generado.

Así las cosas, semanas atrás el intendente de San Isidro, Gustavo Posse, solicitó que el gobierno contemple subsidiar las tarifas para los municipios. Con buen criterio, Posse sostiene que los municipios no tienen propósito de lucro. Además el gasto en energía repercutirá indudablemente en las tasas municipales que pagan los vecinos.

El Twitter del intendente Posse

Misma lógica

“La misma lógica tienen los hospitales (San Isidro tiene su hospital municipal) y el alumbrado público”, que no lucran,  explicó el intendente, en un Twitter de ayer martes. Donde pegó informaciones de medios nacionales donde se informaba que los clubes de barrio mantendrán una tarifa subsidiada para electricidad y gas.

Posse, hace dos meses, había expresado públicamente que en el esquema de segmentación para las tarifas, debe haber “una tarifa diferenciada para los municipios”. Esto para evitar que los aumentos repercutan -así como en la boleta domiciliaria- en las tasas de alumbrado que pagan mensualmente los vecinos y vecinas.

El intendente explicaba que “no es posible que paguen el alumbrado como un shopping o una gran fábrica, el consumo de los hospitales, jardines y escuelas, los campos de deportes, las estaciones de bombeo para prevenir inundaciones, las Bases de coordinación de móviles de seguridad, los edificios administrativos (...)" entre otros.