El isleño Daniel Argüello presentó su libro sobre la casa isleña donde vivió el periodista escritor Rodolfo Walsh. Lo editó 3BANDERAS Editores, y lo auspicio el municipio de Tigre. La presentación tuvo lugar en la Biblioteca Popular Sarmiento, en el distrito. Por las vueltas del destino Argüello compró una propiedad modesta y típica en la isla, para vivir más tranquilo que en la urbe, y resultó que la casa fue una de las moradas del autor de Operación Masacre. Y, en 1977, Carta Abierta de un escritor a la Junta Militar. Tras la cual, la última dictadura lo asesinó y lo hizo desaparecer.   

Rodolfo Walsh-La casa en el Tigre donde ejerció ese peligroso oficio de escribir

Daniel Argüello fue bancario, trabajador textil, empleado administrativo. Y en sus ratos libres siempre escribía y escribe cuentos cortos, pequeños ensayos. Lo hace para él, para sus amigos. Y hasta una de sus obras, como premio, apareció en una antología. De un tiempo a esta parte, en que se jubiló, vive en una casita en el Río Carapachay.

Entre oficios y escritura, relata el propio Argüello, lo que siempre perduró es su militancia peronista. Conocía, como otros, la trayectoria y la obra de Rodolfo Walsh. Pero lo que verdaderamente lo sorprendió es conocer que esa casita donde llegó con su mujer Mabel, fue morada del escritor y periodista asesinado por la última dictadura.

El último jueves de setiembre Argüello presentó su libro sobre la casa. Es su primer libro. Fue en la Biblioteca Popular de Tigre. “Rodolfo Walsh-La casa en el Tigre donde ejerció ese peligroso oficio de escribir”, tal como se llama la obra, fue idea de Luis Fucks, un editor de toda la vida que hace casi dos años fundó 3BANDERAS Editores.

Lilia Ferreyra

El libro de 148 páginas editado este año, asimismo, está auspiciado por el municipio de Tigre. Durante la presentación, Fucks parafraseó a Julio Cortázar, sobre su obra cumbre Rayuela (1963), y señaló que Argüello ya tenía el libro sobre la casa isleña habitada por Walsh escrito en su imaginación, y solo había que ponerle nombre.

“Cuando llegué a la casa no sabía nada. Lo cuento con lujo de detalle en el libro”, reveló Argüello, en diálogo con denorteanorte.com. Y durante la presentación también señaló que “en mis sueños, en mis planes, jamás estuvo escribir sobre Walsh”. Sin duda se refería a que ni el cálculo, ni la especulación explican la aparición de la obra.

Tanto Fucks como Argüello, en la mesa de presentación, reconocieron y agradecieron la intensa colaboración de Lilia Ferreyra (1944-2015), la última mujer de Walsh, que habitó la casa con Walsh. Y luego la visitó cuando ya vivían Argüello y su mujer Mabel, para aportar de mil maneras posibles a la memoria del escritor.  

De la charla surgió que entre Ferreyra, Argüello, Mabel y Fucks se entabló una sólida amistad, nacida en torno a los sentimientos hacía el escritor de ¿Quién mató a Rosendo?  “Lilia nos dio letra, materiales y ganas” para mantener viva la memoria de Walsh señaló, asimismo, Argüello en su intervención.

Libro necesario

Editor Fucks: "Nuestro campo, el campo popular, tiene que tener una narrativa"

Junto con Fucks, lo acompañaban a Argüello en la mesa de presentación, el titular de Desarrollo Económico y Relaciones con la Comunidad de Tigre, Emiliano Mansilla; y la directora general de Derechos Humanos local, Lucía Ernst, que además ofició como moderadora. Entre el público hubo infinidad de militantes y vecinos de la cultura local.

Entre otros, el director teatral, Alejandro Rumberger; el referente de derechos humanos y sobreviviente de Ford, Carlos Propato. También el ambientalista isleño, Martín Nunziata; la referente isleña, Liliana Leiva; el sindicalista judicial (AJB y CTA), Jorge Carrizo; la actriz, Mónica Spelzini; y el historiador y referente de derechos humanos, Marcelo Magne.  

Fucks valoró la aparición del libro sobre Walsh como aporte a la memoria colectiva. “Hay libros que son necesarios (…)  Nuestro campo, el campo popular, tiene que tener una narrativa (…) Sin historia no podemos tener luz (…) no sabríamos de dónde venimos”. Y reveló que Argüello tuvo listo el primer original en 28 días.

Argüello pasó revista sobre los tópicos de la obra. Adelantó que tiene materiales sobre la estancia de Walsh en Cuba y su aporte intelectual a la revolución. Bosqueja el contexto de los fusilamientos de José León Suárez, en torno a la “Operación Masacre”. Y edita cartas del escritor no tan conocidas o inéditas.

Walsh invisibilizado

“El poder concentrado invisibiliza a Walsh” señaló el autor isleño. Reconoció la obra de Walsh como la de “un buen escritor”. Y señaló que se propuso “no profundizar” en los temas para agilizar la lectura. El libro tiene una introducción, diez capítulos, y un epílogo. La idea y el diseño de tapa son del artista plástico, Gato Nieva.

Mansilla, desde la comuna, valoró las políticas municipales de derechos humanos. Destacó que abarcan las luchas por la memoria la verdad y la justicia. También el reconocimiento a vecinos y vecinas víctimas del terrorismo de estado; y a los organismos de derechos humanos que luchan por mantener la memoria y la justicia.

Hacia el final, antes de que algunos vecinos y vecinas presentes sumaran preguntas a los disertantes, u opinaran, Argüello leyó un párrafo de la infaltable Carta Abierta de un escritor a la Junta Militar, que a un año del último golpe cívico militar Walsh publicó. Y como consecuencia de ello asesinó y secuestró el cuerpo del recordado escritor.

Gustavo Camps