El intendente de Tigre, Julio Zamora, encabezó el acto por el Día de la Militancia del peronismo tigrense. Hubo representaciones de agrupaciones de todas las localidades, clubes de barrio, sociedades de fomento y centros de jubilados. Y sindicatos, tanto de la mesa Político Sindical del distrito, como de La fraternidad, sanidad (FATSA), Madereros, y estatales   SOEME y del sindicato de municipales STMT. Fue en el Club Atlético y Social Deportivo Tigre, de Carupá. Actuaron las bandas Anaconda y La Burdel.

En un clima festivo pero no por ello menos político el intendente de Tigre, Julio Zamora, encabezó ayer el acto por el Día de la Militancia en el distrito. Sin referencias directas tuvo mensajes concretos tanto para la oposición interna como para el liberalismo. Y dejó claro que va por otro mandato en 2023.

También pasó revista por obras de envergadura que encabezó el municipio en los últimos casi diez años y en resumen señaló “juntos, militancia y gestión política pudimos construirlas”. Zamora reconoció y agradeció a la militancia y puso de relieve que las políticas de la gestión “tienen que ver ni más ni menos con nuestro origen”.

Del lado de la gente

Zamora: "Nosotros vamos a proponerles el sueño de la comunidad de vida(...)"

El intendente tigrense, sin personalizar, mandó mensajes claros tanto a la oposición interna encabezada por Malena Galmarini de Massa -que días atrás anunció que buscará candidatearse a la intendencia-. Zamora no descartó ir a internas si es preciso. Como al PRO que encabeza el concejal de ese espacio, Segundo Cernadas.

“Somos peronistas de toda la vida y vamos a estar del lado de la gente” arengó el intendente entre aplausos del amplísimo salón de usos múltiples del Club Atlético y Social Deportivo Tigre de Carupá. "Vamos a responder con más peronismo. Que es estar en la calle con el vecino que sufre la inflación o se quedó sin trabajo”.

Y exhortó: “En esos momentos cuando pareciera que el pensamiento liberal, individualista se quiere adueñar del peronismo de Tigre nosotros decimos: acá estamos. No vamos a dejar pasar ideas aventureras (…) Nosotros vamos a proponerles el sueño de la comunidad de vida, que tiene que ver con ocuparnos de lo que le pasa al otro (…)”.

En relación a la interna el intendente disparó: “(…) Yo sé que hoy algunos están muy ansiosos. Muy ansiosos sacando candidaturas. Nosotros como los hicimos siempre nos vamos a someter a la voluntad popular. No vamos a hacer trampas para poner candidatos (…) El pueblo es el que nos pone o nos saca. Ningún dedo va a existir en Tigre  mientras nosotros estemos” afirmó entre vivas y aplausos.

Militancia

Zamora: "Tenemos que trabajar por un Tigre que abrace a cada uno de los vecinos (...)". En la foto, con Gisela Zamora

Antes del saludo final Zamora también exhortó a la militancia a “estar en cada rinconcito de Tigre para que el vecino que vive allí esté cada día mejor. Tenemos que trabajar por un Tigre que abrace a cada uno de los vecinos (…) Por el Tigre que queremos (…) Un Tigre que sea una verdadera comunidad de vida. Y ustedes, la militancia, como siempre, anónimamente, trabajará en todos lados”  

En diálogo con el periodismo local, Zamora explicó: “El militante tiene una importancia vital. Sin el militante no podríamos cumplir los sueños de la comunidad de Tigre. Detrás de la intendencia, del equipo de gobierno, hay muchos militantes anónimos, que día a día empujan para día a día realicemos en el municipio todo lo que hacemos”.

En unas carteleras la militancia dejó sus mensajes con saludos, sugerencias, recuerdos de obras, propuestas

Sobre el actual contexto el intendente exhortó a “que tengan esperanza. Las cosas van a ir cambiando. Hay problemas económicos profundos. Tenemos que estar con el oído al lado de la gente. No tenemos que olvidar que la gente nos votó esperanzada por un cambio en la economía, por trabajo, y ese es el norte que tenemos que tenemos que tener como espacio político”.

Gustavo Camps