Del País, Educación, Infancia, Provincia

El gobierno nacional transfiere el Servicio Alimentario Escolar SAE a Educación y se demora la asistencia a las provincias

Otro escollo para las provincias que la gestión Milei usa para ahogarlas económicamente

Otro escollo para las provincias que la gestión Milei usa para ahogarlas económicamente

Se afecta la partida para la comida de escolares. Es tras la disposición del gobierno nacional de transferir el Servicio Alimentario Escolar SAE del ministerio de Capital Humano de la Nación a la rebajada área de Educación nacional (ahora es Secretaria no ministerio). El ministro bonaerense, Andrés Larroque, manifestó su preocupación por la medida. Según evaluó, “implica empezar una nueva articulación. Mientras que las transferencias llegarían recién dentro de 2 o 3 meses, a más de la mitad de iniciado el ciclo lectivo”.

El ministro bonaerense de Desarrollo de la Comunidad, Andrés Larroque, expresó su preocupación ante la decisión del gobierno nacional, con las clases en marcha, de transferir el Servicio Alimentario Escolar (SAE) desde el mal llamado ministerio de Capital Humanos a la órbita de la rebajada área educativa nacional.

Las partidas del SAE son para que las y los alumnos puedan comer en las escuelas. El traspaso es un mero pase burocrático, no beneficia nada al alumnado o a las escuelas. Pero en la práctica retarda la llegada de las partidas a las provincias -en este caso Buenos Aires- para que se asegure que el alimento llega a las y los alumnos.   

Una nueva dificultad

Larroque, expresó su preocupación por la decisión “unilateral e intempestiva”, que suma “una nueva dificultad para el normal funcionamiento de un programa indispensable para la comunidad educativa”. Advirtió, asimismo, que “ya se perdieron cuatro meses” y esto “hace que tardemos dos meses más en que esa asistencia llegue (…)”.

El ministro bonaerense caracterizó la medida como un “nuevo atropello del gobierno de Javier Milei”, que “complejiza aún más el contexto socio-económico”. Y destacó “el enorme esfuerzo que está llevando adelante el gobernador Axel Kicillof,  absorbiendo competencias y obligaciones que son propias del gobierno nacional”.

Si el traspaso burocrático en inútil, los números que reveló Larroque dan para pensar. El ministro informó que el SAE llega “a 2.400.000 chicos y chicas en toda la Provincia. Con una inversión mensual de $52 mil millones del Estado provincial, mientras que el Estado nacional pondrá para todo el año y para todas las provincias $47 mil millones”.

Si, la provincia pone más en un mes que la gestión Milei en todo un año para todo el país donde llega el SAE. Pero, además, el ministro bonaerense puso el acento en que la provincia debe aumentar la inversión social, “para poder contener y asistir a las familias bonaerenses ante el ajuste” indiscriminado e irracional de la gestión Milei.

La burocracia avanza

La preocupación del ministro bonaerense ante esta compleja situación es compartida por sus pares de las distintas provincias, evaluaron fuentes bonaerenses. En declaraciones radiales, el titular de la cartera social manifestó su malestar por esta medida, fuera de toda práctica útil a la gobernanza.

Es que el traspaso implica pasos meramente administrativos pero obligados, como firmas de convenios con la nueva secretaria que se hará cargo del SAE. Y esto, obviamente, quienes conocen la mecánica administrativa -no los improvisados-, saben que retarda el envío de partidas, necesarias en épocas de clase.

Desde provincia evaluaron que la situación “recién podría normalizarse a mediados de año, cuando esté transitada más de la mitad del ciclo lectivo”. La pregunta es por qué no se realizó antes del inicio de clases, por ejemplo, el traspaso. Para que la partida para comida de las y los niños esté asegurada al empezar.  

GC

Dejar una respuesta