De norte a norte, Del País, Derechos Humanos

UNESCO reconoce al Museo Sitio de la Memoria ESMA como Patrimonio de la Humanidad

El Museo Sitio de la Memoria ESMA en Av. Del Libertador 8151 (Núñez), CABA

El Museo Sitio de la Memoria ESMA en Av. Del Libertador 8151 (Núñez), CABA

La ex ESMA es el símbolo de los asesinatos políticos de la última dictadura cívico militar de la Argentina. Hoy martes la UNESCO (organización de las Naciones Unidas para la Educación la Ciencia y la Cultura oficializó al Museo Sitio de la Memoria ESMA como Patrimonio de la Humanidad. El sitio de la memoria universal, cercano al cruce de las avenidas Gral. Paz Y Del Libertadore, entre Vicente López y Rivadavia (CABA), se incluyó dentro de los monumentos y zonas protegidas por el organismo en el mundo.

Aunque el negacionismo surgió en estas elecciones en la Argentina, el mundo avanza; y como escribió el comprometido cantante y autor, León Gieco, “Todo está guardado en la memoria/Sueño de la vida y de la historia”. A 40 años de instaurada la democracia en la Argentina la UNESCO declaró Sitio de la Memoria la ex ESMA.

Durante la última dictadura cívico militar el lugar -un centro de la Armada cerca del cruce de las avenidas Gral. Paz y Del Libertador, entre Vicente López y la CABA- fue un siniestro centro clandestino donde los dictadores escondieron a personas secuestradas, torturaron a opositores y sus familiares, amigos y conocidos; y cometieron asesinatos y tropelías sin límite.

La aceptación

El Museo se inauguró en mayo de 2015 durante la gestión de Cristina Fernández de Kirchner. El 9 de diciembre de ese año el Estado argentino solicitó a la Unesco que analice la incorporación del Museo Sitio de Memoria ESMA entre los monumentos y zonas protegidas por el organismo internacional en el mundo. En 2016 la UNESCO aceptó.

Este año, pese al convulsionado contexto geopolítico internacional, la Argentina consiguió el apoyo de los países miembro del Comité de Patrimonio Mundial de la UNESCO -21 naciones en total- para avanzar en la evaluación y tomar una decisión. Así, en su 45º reunión, que tiene lugar actualmente en Arabia Saudita, hasta el 25 del actual, el Comité dio su aceptación.    

La instancia del tratamiento estuvo seguida de cerca por una comitiva conformada por el secretario de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla Corti; la directora ejecutiva del Museo ESMA, María M. Gorosito, y el coordinador general del Plan de Trabajo para la candidatura, Mauricio Cohen Salama. De hecho, la Argentina trabaja activamente en ese comité.

No al negacionismo

Según informó la cancillería argentina, el Comité del Patrimonio Mundial de la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación la Ciencia y la Cultura) analizó 50 solicitudes de incorporación. La embajadora de la Argentina ante la Unesco, Marcela Losardo, destacó el arduo trabajo para la nominación del Museo Sitio de Memoria ESMA.

Justamente, explicaban en su momento desde la cancillería, la inclusión del Museo Sitio de la Memoria ESMA entre los lugares analizados “se ha convertido en un emblema de la importancia de los sitios de memoria” en relación a situaciones conflictivas contemporáneas. Y destacaron cómo la inscripción contribuye a la paz mundial.

A nivel interno de la Argentina también es auspiciosa la incorporación. Como se sabe, grupos neofascistas promocionan el negacionismo sobre los crímenes de la última dictadura cívico militar. Una cara visible de este retroceso es, Victoria Villaroel, familiar de al menos un militar represor acusado en su momento, y candidata a la vicepresidencia por un partido neofascista.

Estos grupos postulan la “teoría de los dos demonios”. Mediante la cual -erróneamente o por interés- se pretende equiparar los delitos cometidos por dirigentes y personeros de la última dictadura cívico militar -secuestros, robos de bebes y sus identidades, violaciones, asesinatos, torturas, robos-, como parte del terrorismo de Estado, al uso de violencia de organizaciones guerrilleras.

Gustavo Camps

Dejar una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: